Precio Ruinoso

¿Qué es un precio ruinoso?

Un precio ruinoso o no remunerativo (Art. 30 RCA), forma parte de los precios inaceptables que tienen como consecuencia la exclusión de la oferta. El precio ruinoso se da cuando el precio es excesivamente bajo, esto en relación con las demás ofertas e incluso el precio del mercado en general.

Se pensaría que por ser el precio más bajo se tendrá ventaja, pero esto más bien da a lugar para que la Administración alce sospechas y piense que se pueda dar el incumplimiento ya que no se estarían generando utilidades por parte del oferente.

Es importante destacar que no hay un porcentaje que se considere ruinoso o que por normativa se establezca que va a depender de cada institución y en algunos casos no tienen un porcentaje de precio ruinoso, principalmente cuando las licitaciones son 100% precio.

Por lo tanto, si la Administración considera que un precio es ruinoso, primeramente, debe preguntarle al oferente la razón por la cual su precio es tan bajo y posteriormente si se decide excluir al oferente, esto se debe basar en estudios técnicos a profundidad del precio de manera que se pruebe que el precio es no remunerativo.


¿Cómo comprobar que un precio es ruinoso?

La mayoría del tiempo los recursos por precios ruinosos no proceden por falta de fundamentación, entonces, ¿Cómo se comprueba que un precio es o no es ruinoso? Como se dijo anteriormente, no existe un porcentaje exacto que indique que un precio sea ruinoso, pero existen algunos factores que ayudan a identificar cuándo un precio es ruinoso.

Algunos factores que puedan causar que un precio se vuelva ruinoso son: si en la partida de mano de obra y cargas sociales no se cumple con el monto mínimo sino más bien generan una pérdida, el incumplimiento de normas reguladoras de los salarios mínimos de los trabajadores, o el cotizar insumos con precios muy bajos o altos.